HISTORIADE LA KAKV

La Casa de la Cvltvra de Villena se puso en funcionamiento durante la segunda mitad del año 1987. Aunque fue inaugurada oficialmente el viernes 4 de diciembre, durante el mes de agosto de ese año, ya se proyectó en el salón de actos la Sexta Semana de Cine. Este simple detalle de “impaciencia” nos da un dato muy significativo, de la realidad cultural de esta ciudad. Este centro cultural no se construye para inventar nada, se invierte en él para dar cabida, al gran dinamismo que ya existía en la población, antes de que la Casa de la Cvltvra se construyera. Por poner solo un ejemplo, fueron más de treinta los artistas plásticos de Villena quienes conformaron la exposición colectiva que inauguraba el centro.

Desde finales de los años 80 del pasado siglo, la KAKV, cuyo nombre cariñoso es obra e invención del pintor Pablo Lau, ha venido acogiendo la gran mayoría de las iniciativas culturales de cuantas se han generado en la ciudad. Además de crear y poner en marcha proyectos tan importantes para la vida cultural de Villena, como la Semana del Libro, Festival Trojazz, proyecto Girarte, VEM (Villena es Música), Festival de Títeres “Las Cruces”, Noche de Fuego en el Rabal, Kakv en la Calle, A Micro Abierto, etc.

Conscientes de que un centro de cultura viva como este, para no dejar de respirar, debe adaptarse a los tiempos y acoger de manera continua, las últimas tendencias en los diferentes ámbitos que lo sustentan, hemos mantenido siempre la vanguardia y la innovación como nuestra razón de ser. Por ello acogemos iniciativas, en muchos casos, en proceso de crecimiento. Entendemos nuestra misión como un soporte para la creación contemporánea. Así lo creímos, cuando pusimos en marcha a mediados de los años noventa la primera página web de nuestro centro cultural y así lo creemos ahora cuando ofrecemos la cuarta versión de este lugar en el que no solo queremos limitarnos a anunciar lo que hacemos, sino que pretendemos consolidar este espacio como un sitio de disfrute de nuestras actividades y publicaciones.

GRACIAS POR ACOMPAÑARNOS

El equipo de KAKV